WanderLand

Pierde tus pasos en un mundo que busca olvidarte
 
ÍndiceCalendarioFAQBuscarMiembrosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Sospechas intangibles

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Lord JA
Administrador
Administrador


Mensajes : 152
Fecha de inscripción : 09/03/2011

MensajeTema: Sospechas intangibles   Lun Jun 06, 2011 4:11 am

Acción 1: [Kyrin/Belial; Lumael y Shan]
Mansión de Nis`eledar en el bosque








Durante la noche previa a la convocatoria, la elfa Nis`eledar Llamaestrellas no logró conciliar el sueño por ningún medio. Khalador la acompañaba en su vilo y se acercaba a ella trayendo una tetera y dos tazas en una bandeja de plata.

-Gracias, Khalador. Tu compañía me alivia más de lo que puedes imaginar en este momento. Requiero de tus servicios más como amiga que como asesora.

-No lo entiendo, milady. Frente a Evasil y los magísteres se mostraba firmemente convencida aún ante la negativa final. Yo, por mi parte, tenía muchas dudas y continúo teniéndolas ahora. Correr con los gastos de esta expedición va a llevarla directamente a la ruina si no consigue ninguna retribución. En vista de que todas las expediciones anteriores han fracasado sin dejar siquiera sobrevivientes me preocupa grandemente que haya tomado esta resolución.

-Ya no hay marcha atrás, querida. He pagado todos los preparatorios y reservado el dinero de recompensa para los aventureros. Confío plenamente en que esta expedición va a traer buenos resultados.

-Pero… Niss, has gastado varias veces más dinero que en cualquier otra expedición regular enviada por la Corona. Deberías al menos haber sido más precavida en esto y solo destinar el mínimo indispensable para la llegada a aquellas tierras.
Eres demasiado inteligente para no haberlo pensado… quisiera que por fin me dijeras tus motivos. Creo merecer un voto de confianza.


-Sin duda que lo mereces, no es por eso que no te haya dicho nada antes. Con mi silencio te estoy protegiendo.

-Sabes que daría la vida por ti si fuera necesario; y que hasta me daría muerte si la mataran a usted.

-Si es así voy a hablarte con sinceridad, pero debes saber que una vez que haya terminado de hablar ya no habrá vuelta atrás para ti tampoco.

Nis`eledar suspira y demora unos segundos su continuación ante la expectante mirada de su asesora.

-Verás… he estado dándole forma a esta… idea curiosa que se me ha figurado hace ya bastante tiempo y creo al fin haber sacado algo en limpio.
Tanto el rey Eraoda Evasilo`zhai como los altos elfos han mostrado históricamente un gran interés por la investigación. Gastan absurdas sumas en estudios y exploraciones que rara vez reditúan realmente. Apenas tenemos prosperidad porque Cadmo nos compra nuestros libros a precios claramente excesivos; y solo lo hace por la amistad que sostiene con nuestro rey; bien sabemos lo poco que le importa a Miria todo lo que no se vea o toque. Viven del ocio, y a nosotros solo nos protegen como su progenie por el decadente esnobismo de su rey.

Las sumas destinadas a la tierra de la Catástrofe son similares a las que hacen para otros destinos más seguros y sencillos. Numerosas veces exigí el aumento de la inversión en este sentido, pero las negativas eran unánimes. No me explicaba cómo no podían comprenderme hasta esta última reunión en la que decidieron suspender las expediciones a la Tierra de la Catástrofe. Las piezas del puzle encajaron todas juntas en ese momento: Eraoda no quiere saber nada sobre la Catástrofe y por eso mandaba expediciones débiles con recursos que solo eran suficientes para garantizar que nadie pudiera contar el cuento. Los altos elfos son verdaderamente ricos… ¡y han dejado que sus compañeros vayan a una muerte segura cuando podrían haberlos salvado con tan solo un poco más de su dinero!


Nis`eledar decía esto como fuera de sí. Ya no miraba a su interlocutora sino que tenía la vista perdida en la nada, como mirando furiosamente a un fantasma que no estaba allí. Los ojos le brillaron de lágrimas que reprimió al descubrir su cercanía al llanto.
Khalador la mira con pena mientras la otra se resuelve a continuar.

…Y no es por codicia que no han dado más dinero. Casi no existe elfo al que le importe la riqueza por sobre sus camaradas. No los han ayudado porque coinciden con el rey en que nadie debe saber nada sobre la Catástrofe.
“Pero podrían, entonces, nunca haber hecho ninguna expedición”, me podrían decir. Sería cierto, solo que quedaría al descubierto que su sed de conocimiento es falaz. Querían una pantalla que muestre su deseo de descubrir a la vez que pueda ahogar la intención de los elfos por hurgar en esos lares.
Las expediciones de la muerte son una decisión brillante: parecen estar investigando a la vez que entristecen a los elfos con las muertes de sus amigos y familiares. Finalmente pasó lo que querían que pasara: ya no se quieren nuevas expediciones. Y todo tan natural; como hubo muchas muertes de por medio, nadie se pregunta nada, solamente quieren que esa falsa pesadilla termine.

Mi idea es que en las tierras de la Catástrofe no queda nada vivo que pueda suponer una amenaza. Si la hubiera, lo mismo que ya mató a todo un continente habría venido a por nosotros. No, simplemente destruyeron todo y desaparecieron. Lo que queda de vida allí pueden ser algunas bestias o algunos demonios menores, de los que se dejan los ejércitos monstruosos por no prestarles demasiada atención.
Contra cosa como esas se puede lidiar si se envía a un guerrero hecho y derecho, bien formado y con un sueldo digno; si se le da suficientes provisiones y si se le asegura su regreso.

Esta vez volverán, te lo aseguro.



Off-rol:
Spoiler:
 

_____________________________
I am White/Green
I am White/Green
Take The Magic Dual Colour Test - Beta today!




Última edición por Lord JA el Dom Ene 01, 2012 2:49 am, editado 4 veces
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lord JA
Administrador
Administrador


Mensajes : 152
Fecha de inscripción : 09/03/2011

MensajeTema: Re: Sospechas intangibles   Lun Jun 06, 2011 4:17 am

CARTA DE NIS`ELEDAR (la reciben todos los participantes)

Informada de vuestras proezas, Nis´ledar Llamaestrellas, Alta Elfa de Evasil, lo convoca a su mansión en el bosque con el fin de realizarle una proposición de trabajo especial.
No le podemos informar al respecto hasta que no se presente en persona. Le solicitamos reserva; no hable ni le muestre esta carta a nadie.
La recompensa será grande y nos comprometemos también a correr con todos los gastos que le ocasione transportarse hasta aquí y a llevarlo de vuelta a donde estaba si desea no tomar el trabajo.

Esperamos ansiosamente su respuesta.


_____________________________
I am White/Green
I am White/Green
Take The Magic Dual Colour Test - Beta today!


Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lumael
Iniciado E
Iniciado E
avatar

Parametros :
Constitución: 26
Magia: 16

Daño físico: 4
Defensa: 1
Habilidad: 5
Presteza: 10
Daño mágico: 4
Tolerancia: 8
Concentración: 12


Dinero: 3 monedas

Mensajes : 10
Fecha de inscripción : 07/05/2011

Datos
Experiencia:
1/100  (1/100)
Nivel: 1

MensajeTema: Re: Sospechas intangibles   Lun Jun 20, 2011 1:30 am

Había pasado mucho tiempo desde la última vez que Lumael creyera estar haciendo algo verdaderamente importante. Ese pensamiento era el que esta noche le torturaba el sueño al perdido.
Recordaba en esta ocasión cierto amor que se había alejado de él por motivos que consideraba tontos; definiendo para sí que no existe nadie, ni sobre las nubes ni debajo de la tierra, digno de confianza.
Podríamos narrar las crónicas de ese recuerdo; podemos hablar de la luna llena y una noche hermosa, de la templada brisa que parecen despedir las plantas al abanicar con sus pétalos cuando rompen el capullo y se abren al unísono, como por acuerdo, durante la temporada de florecimiento, podemos hablar también de ojos verdes, de cintas de cabello oscuras o de palidez cutánea, pero creemos que no es esto lo que importa para quien no conoce a Erina. Tampoco en estos pormenores se pierde Lumael, que la conoce y por ello evoca. El tan solo recuerda sentimientos, lo que de un momento a otro se graba en el alma, más que situaciones.
Recuerda la plenitud de sentirse querido y estimado, de creer que la soledad y displicencia del mundo son torcidas por el abrazo de una persona… recuerda también la humedad de los labios e inmediatamente se sorprende por tratarse ahora de algo físico.
Recuerda luego el abandono. El momento en el que una palabra malintencionada se incrustó en los cimientos de su relación para de a poco hacer mella en la perfección hasta profanarla en impías abominaciones.
Recuerda al fin el negro de la noche, el frío y la soledad.
Toma una flecha de su carcaj y la mira acariciando la madera que forma su cuerpo con la yema de un dedo y se entristece de haber profanado un árbol. Le pide perdón.
Así pasa toda la noche lamentándose (cosa que con muy poca frecuencia hace) hasta que sus fuerzas son aplastadas por el dolor y el sueño lo cobija para atemperar su penar.
Cuando trinan las primeras aves matinales sus ojos deciden que es momento de despertar, y al abrirse encuentra entre sus manos una pequeña nota citándolo a una mansión con motivos de algún evento especialmente importante. Lumael sonríe para sus adentros y con su vitalidad renovada decide ponerse en marcha.
Es que a pesar de todo es necesario ocupar el tiempo en algo.


Como Lumael estaba convenientemente cerca del lugar de reunión y la ubicación de la mansión estaba convenientemente graficada en el anverso de la nota, este no demora en llegar al lugar.
Se impresiona un poco ante la inmensidad del edificio y avanza por el camino de adoquines que lleva a la puerta principal mirando hacia arriba intentando abarcar con su vista la totalidad del hogar de Nis´eledar.
Un mayordomo lo saca de su ensimismamiento y lo invita a acompañarlo dentro de la casona para encontrarse con quien lo había convocado. A pesar de la rareza de la situación, Lumael en ningún momento considera que podría estar cayendo en una trampa fatal y se deja conducir por el mayordomo.
Ya dentro del lugar, una gran puerta se abre frente a él y al atravesarla se encuentra en una espaciosa y suntuosa habitación en la que la esperan dos damas elfas.

-Bien. He llegado casi inmediatamente, cosa que me complace por preciarme de puntualidad.
No sé qué motivo las preocupa tanto como para citar a un extraño de semejante manera y sin información; y más curioso aún es que esperaran que este acuda sin recibir ninguna información concisa al respecto, pero como aquí me tienen pueden ver que la suerte les sonríe.
Sin más dilaciones quisiera saber cuál es la razón de este llamado.


Lumael se mantiene de pie esperando ser invitado a sentarse.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Nazgull
Picaro
Picaro
avatar

Parametros : Constitución: 36
Magia: 6

Daño físico:
12
Defensa: 5
Habilidad: 6
Presteza: 12
Daño mágico: 4
Tolerancia: 3
Concentración: 2


Dinero: 10 Monedas

Mensajes : 87
Fecha de inscripción : 24/04/2011
Edad : 25
Localización : España

Datos
Experiencia:
1/100  (1/100)
Nivel: 1

MensajeTema: Re: Sospechas intangibles   Lun Jun 20, 2011 2:42 pm

off roll: Ok entonces perfecto de esta forma me es más facil extender el texto hasta cumplir el requisito.

On roll:

Como si de un bagabundo se tratase, Kyrin se encontraba caminando un camino de bruma y oscuridad eterna, junto a su ropaje carmesí bañado en la sangre de todos sus adversarios y su fiel espada, el bagabundo prosigue su camino y su misión hacia una tierra de la cual no tenia ni la menor información, todo aquello le embriagaba de emoción al mismo tiempo que lo sacaba de si, no sabia por que rincón del mundo comenzar, pero desaba que sus ambiciones se cumplieran de una vez por todas.

Una placentera noche de luna se decide a abrir una carta que recibió no mucho tiempo atras mientras pasaba por un pueblo bastante civilizado, la nota le invitaba a citarse en un lugar de la aparente nobleza elfica, con destellos de esperanza y promesas de suculentas recompensas Kyrin se replantea el trabajo, si en cierta manera lo escrito era cierto, el emisario sabria sobre las matanzas y combates que Belial provocó durante todo el tiempo en el que yo estaba latente en su interior, por lo que estaría en busca de un fiero y atento luchador para algo peligroso. El peligro era siempre un aliciente para Kyrin, el cual tambien habia cogido cierto aprecio por la violencia, por lo que su cuerpo decidió automaticamente ir al lugar acordado con la experanza de ver sangre y quizás conseguir algo que llamará sua tención, aunque la idea de conseguir algo de su atención era practicamente nula, la sangre debía de estar asegurada.

Kyrin se encontraba a una distancia considerable del lugar de reunión, pero como siempre, se reusó de usar ningun medio de transporte para llegar a el, en su camino, varios bandidos y algun que otro animal salvaje intentó apoderarse de su vida y pertenencias, todo ello en vano, lo unico que encontrarón es su camino prematuro al otro mundo.

Nada mas llegar al lugar, se paro a observar los distintos ornamentos que decoraban el enorme edificio al cual se disponia a entrar, sus esculturas y escaleras estaban realmente brillantes y espectantes para todo aquel que las mire, y su considerable tamaño hacia de aquel sitio un lugar digno para el expectador, pese a todo ello, Belial nunca fue alguien diligente, ni mucho menos amante de la belleza artistica. Su prototipo de belleza era totalmente opuesto al encontrado en aquel lugar y su idea de arte, tambien era algo extrovertido.

Un conjunto de dos féminas elfas aparentemente sirvientas se acercaron educadamente a su posición y le invitarón a entrar al gran palacio, una mueca de asco se dibujó en la cara de Kyrin, pero pese a ello, las acompaño al interior del edificio. Una vez dentro se encontró con un gran salón en la cual otras dos elfas, aparentemente de un estamento superior a las anteriores, le esperaban a el y a otro sujeto situado a su lado izquierdo, nada mas visualizarlo sonrie ya que recordo su encontronazo con el no hace mucho tiempo, quizas el tambien recibiera la misma carta, si eso es cierto, puede que la idea de que fuera un debil no sea la correcta.... Se aleja de su figura y se situa en una posición lejana, apoyandose en un pilar en silecio, aparentemente apartado de todo aquel que llege a ese lugar, pero espectante por saber de que se trata todo este asunto.

- ..... - el silencio ahoga su voz a la vez que se intriga sobre la información de la mision y se cuestiona el porque de la presencia de aquel ser. Su aura le parecia debil, pero quizás solo estubiera ocultando su verdadera fuerza "Gracias a su presencia, quizas este viaje sea más interesante de lo que creo, además, puede incluso de que tenga la ocasion de matarlo y asi salir de dudas con todo esto..." pensó el joven mientras guardaba silencio.

Pero de repente mientras se mantenia absorto en sus pensamientos de muerte sus ojos comenzaron a inyectarse en sangre, la cabeza no paraba de darle vueltas, fue en ese entonces cuando agacho la cabeza ocultandose mientras se cerraba los puños con fuerza y se mordia los labios para volver en si. El control de su cuerpo parecia que escaba de su control, pero el era consciente de que su tiempo aun no terminaba.



Última edición por Nazgull el Lun Jun 20, 2011 5:19 pm, editado 3 veces
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Shan
Iniciado E
Iniciado E
avatar

Parametros : Constitución: 23
Magia: 22

Daño físico: 2
Defensa: 1
Habilidad: 3
Presteza: 6
Daño mágico:16
Tolerancia: 11
Concentración: 10


Dinero: 4 Monedas

Mensajes : 96
Fecha de inscripción : 11/05/2011
Edad : 24
Localización : España

MensajeTema: Re: Sospechas intangibles   Lun Jun 20, 2011 7:37 pm

El frío de la noche se hizo presente en el cuerpo de Shan. Se cobijó bajo su pequeña capa, buscando el calor robado por la luna. La oscuridad era total por lo que Shan se dijo que debía encontrar un lugar para dormir. No había rastro alguno de tormenta en el cielo, las estrellas brillaban con nitidez en la noche azul marino. Shan se quedó quieta, acurrucada entre las grandes raíces de un inmenso árbol del cual no podía ver la copa, mirando la totalidad de aquella maravilla que se abría ante sus ojos, la majestuosidad de la luna presidiendo la noche. Fueron ésos los pensamientos que invadían su mente cuando cayó sin remedio en un profundo sueño.

La despertó el ruido de un pájaro, casi en su oído, saltando su descanso. Al principio no se movió, más por no poder que por no querer, pero poco a poco sus músculos se fueron desentumeciendo y recuperó su movilidad.
La mañana era clara y brillante, rebosaba vitalidad y alegría. Fue con aquel pensamiento con el que Shan se desperezó y acudió al río, a lavarse un poco. El río era en realidad un mini lago entre rocas con un agua limpia y cristalina del que parecían abastecerse todas las criaturas de los alrededores. Shan se deshizo de sus ropas, dejando su bolsa de viaje y su ropa ocultas entre la maleza y con suavidad, se sumergió bajo el agua. Agua fría que le puso la piel de gallina. Aquellos momentos eran los que más apreciaba Shan, cuando se podía relajar, respirar el aire fresco... Metió su cabeza dentro del agua. Aquello relajaba todos sus sentidos y la llenaba de tranquilidad mientras sentía su pelo ondear bajo las corrientes de agua. Los peces se arremolinaban alrededor de su cuerpo desnudo, haciéndola cosquillas con sus escamas.

Sin embargo todo lo bueno se acaba, bien lo sabía Shan. Así que con un suspiro de resignación, salió del agua helada. Mientras deslizaba una camisa blanca sobre su cuerpo, sus ojos se posaron sobre el árbol bajo el cual ocultó sus pertenencias. Allí, clavada, había una flecha que sostenía un papel amarillento cuyas puntas ondeaban un poco con la brisa. La curiosidad pudo con ella. ¿Qué sería? Demasiado pequeño para ser un mapa del tesoro, demasiada coincidencia para no tratarse de nada especial.
Con cuidado desenganchó la flecha de la corteza del árbol y abrió con delicadeza la carta. Que rezaba así:
Informada de vuestras proezas, Nis´ledar Llamaestrellas, Alta Elfa de Evasil, lo convoca a su mansión en el bosque con el fin de realizarle una proposición de trabajo especial.
No le podemos informar al respecto hasta que no se presente en persona. Le solicitamos reserva; no hable ni le muestre esta carta a nadie.
La recompensa será grande y nos comprometemos también a correr con todos los gastos que le ocasione transportarse hasta aquí y a llevarlo de vuelta a donde estaba si desea no tomar el trabajo.

Esperamos ansiosamente su respuesta.

El lugar no estaba mas que a un par de días de distancia, lo justo como para atravesar el bosque. Sin pensarlo demasiado Shan se puso en camino. Su instinto la decía que aquel podía ser el primer paso...como tantas veces antes le había ocurrido. Era una premonición que se repetía en su cabeza una y otra vez. Algo, ALGO tenía que llevarle a su encuentro. Y sino... sacudió con fuerza la cabeza.
“Claro que sí” se dijo. “Este es el camino que debo seguir para encontrarle”.
Y con más determinación que nunca, comenzó su marcha. Tardó menos de lo previsto, tan solo un día, sin apenas parar para descansar, sin una sola pausa para comer... pero valió la pena cuando casi sin aliento, Shan alcanzó el enorme palacio de su anfitriona. Le picaba la curiosidad: ¿Quién sería Nis´ledar Llamaestrellas?

En el mismo momento en que pisó la entrada de la mansión un mayordomo algo estirado la recibió. Parecía sereno por la quietud de su rostro y era también muy educado por la forma que tuvo de guiar a Shan hasta un salón, donde ya la aguardaban otras dos personas, no sabría decir quiénes, puesto que se desplomó en uno de los sillones más cercanos y cerró fuerte los ojos hasta que recobró parte del aliento perdido en la larga caminata.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Vesemir
Luchador
Luchador
avatar

Parametros : Constitución: 34
Magia: 8

Daño físico: 21
Defensa: 8
Habilidad: 2
Presteza: 4
Daño mágico: 2
Tolerancia: 4
Concentración: 6


Dinero: 0 Monedas

Mensajes : 19
Fecha de inscripción : 27/04/2011

Datos
Experiencia:
1/100  (1/100)
Nivel: 1

MensajeTema: Re: Sospechas intangibles   Mar Jun 21, 2011 12:35 am

Un caluroso amanecer quito de su duermevela al joven Tauren.
Yacía sentado sobre la hierba cubierta por el roció de la mañana, con su espalda apoyada en un imponente roble ubicado a un costado del camino real.
La humedad del bosque se encargo de darle un incomodo calor al ambiente y una muralla de árboles demasiado ensimismados unos sobre otros eliminaba efectivamente cualquier ráfaga de viento que intentara ayudarle a refrescarse.

Divagar por el mundo no era tan malo como creía. Una vez te acostumbras a soportar algunos días de hambre por la congelada comida de las montañas, la sequía de la garganta y la falta de saliva por la escasez del agua en los desiertos y la densa humedad de los bosques atestados de mosquitos, divagar sin rumbo podía incluso llegar a ser divertido mas aun si sabes apreciar los paisajes naturales…
Acostumbrarse a intentar dormir en casi cualquier posición y lugar había sido otra de las incontables enseñanzas del camino, muy ventajosa considerando que no le agradaba pasar sus noches en ciudades caprichosamente avanzadas que no dejaban ver la belleza de la naturaleza tras sus enormes murallas.

Se puso de pie y dispuesto a continuar su rumbo hacia el oeste tomo sus cosas y sin mas comenzó a caminar, pesada pero rápidamente.
No había siquiera recorrido una milla cuando se topo con dos jinetes que provenían del lado opuesto del camino real.
Llevo su mano hasta la empuñadura del hacha por precaución y dejo que ambos caballos pasen a su lado, levantando una pequeña nube de polvo a su alrededor.
Si bien hacia ya algunos días que no se cruzaba con nadie por el bosque se alegro por saber que los viajeros eran elfos, aunque sus capuchas los ocultaban bastante bien. Seguramente había algún pueblo elfico por las cercanías, pueblos que se construyen sin destruir la hermosura del bosque, pueblos que le agradaba visitar.

Los dos elfos se detuvieron a su espalda y dieron la vuelta a sus caballos en su dirección, el mas joven de los dos lo miro con una curiosidad poco disimulada.

- Henset, creo que ese es el tauren que…
- Si, lo se, al fin lo hemos encontrado.

El peludo se dio la vuelta, los elfos se quitaron sus capuchas y le dirigieron una amistosa sonrisa.

- Señor Vesemir? supongo. – Dijo el mas viejo de ambos -
- Quien pregunta? – Respondió no sin sorpresa el tauren –
- Somos sirvientes de Nis`elevar, alta elfa de Evasil.
- Su nombre no me suena de nada sinceramente, me estaban buscando acaso?
- Si, y debo decir que no ha sido nada fácil encontrarlo, tenemos una carta para usted. Léesela Eorlin.

El mas joven recito en voz alta una carta que tenia guardada en el bolso. En cuanto acabo ambos permanecieron en silencio aguardando pacientemente la respuesta del peludo, que no demoro poco en brindarla.

- Una oferta interesante y al mismo tiempo poco informativa, debo decir…
- Desconocemos los detalles, nuestras ordenes fueron simplemente buscarlo y guiarlo hacia la mansión de nuestra señora si es que esta realmente interesado.
- Dudo mucho que alguien muestre desinterés antes las palabras “La recompensa será grande”… Su camino hasta aquí no ha sido en vano, señores elfos, ciertamente estoy necesitado de dinero y aventura… La carta ha dejado mucho que desear en cuanto a contenido, pero la curiosidad que deja en uno ayuda bastante en lo referente a aceptarla o rechazarla…

Luego de una presentación un tanto mas formal entre ellos, Vesemir guiado por los viajeros se encaminaron nuevamente hacia el oeste. En tan solo un par de horas de viaje, el angosto camino real se abrió ampliamente para hacer espacio a una enorme mansión que no pareció escatimar poco dinero en cuanto a tamaño y lujos se tratase.
Los elfos lo escoltaron hasta una sala en donde lo aguardaban, entre otros, dos elfas hermosas como en su mayoría.
Sus escoltas le señalaron unos sillones vacíos y tomo asiento lo mas silenciosamente que su inmenso cuerpo le permitió para mantener una cortesía fingida.
No hizo preguntas, estaba seguro que no existía interrogante alguna que no hayan querido hacer ya los demás integrantes de la habitación, puesto que se notaba a lo lejos como todos aguardaban expectantes que la dama elfa de la punta de la mesa explique todo…
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lord JA
Administrador
Administrador


Mensajes : 152
Fecha de inscripción : 09/03/2011

MensajeTema: Re: Sospechas intangibles   Dom Jul 03, 2011 4:51 am

Acción 1: [Karash (ausente); Kyrin/Beliall; Lumael; Neth Yarin/Necros; Masacre; Shan; Vesemir y Milka]
Mansión de Nis`eledar en el bosque




Nis´eledar dibujó en su rostro un gesto de desagrado. El tiempo seguía transcurriendo y tan solo se habían presentado en el lugar la mitad de los citados. Por las referencias que le habían llegado esperaba un mayor presentismo. Sin embargo, decidió que ya no podía esperar más y que los allí presentes héroes serían suficientes.

-Antes que nada quería agradecerles la decisión de gastar algo de su tiempo en acudir a mi llamado. Mi nombre es Nis´eledar Llamaestrellas.
Es muy probable que todos ustedes hayan oído acerca de la Catástrofe, aquel extraño suceso qué, según dicen, borró todo rastro de vida de las tierras del este; del continente hoy llamado “Tierras de la Catástrofe”.
A los humanos como ustedes… y quizás también a los taurinos, les resulta poco interesante aquel recuerdo del que posiblemente duden respecto a su veracidad.
Pero créanme… la Catástrofe fue real y es todavía más significante de lo que les gustaría creer.
A los elfos todo eso nos preocupaba y a falta de apoyo externo corrimos con grandes gastos de exploración durante todo este tiempo… pero ahora el Consejo de los Altos Elfos ha decidido detener la inversión en este asunto.
Yo, por mi parte, no puedo permitírmelo, y es por eso que los he llamado.
A partir de hoy seré yo quien se dedique a averiguar qué pasó en las lejanas tierras aunque pueda significarme la quiebra más directa. El papel que a ustedes les toca es el de exploradores y voy a pagarles grandes sumas de dinero por formar una expedición a aquel continente.
Los riesgos son grandes… pero deberán saber disculparme el no poder discutir sobre ellos con ustedes en este momento, he de atender otros asuntos que no puedo postergar.
Mi ayudante Khalador les informará de todo cuanto es menester y a ella podrán hacerle llegar sus dudas.
Mis disculpas, nuevamente.


La elfa principal se levanta y abandona la sala con un agraciado andar que responde bien a su natural atractivo.
La otra se levanta unos segundos después y revisando unos papeles que llevaba en sus manos les pasa lectura a los presentes sobre los detalles de la misión.

-Buenos días a todos. Como ya dijo Nis´eledar, mi nombre es Khalador, y soy la responsable directa de inmediación entre Nis´eledar y ustedes.
Primero me urge hacerles una advertencia y a su vez una aclaración. El hecho de que los Altos elfos hayan decidido ceder en las exploraciones puede asustarlos… bien, cuanto puedo decirles al respecto es que mi jefa tiene la firme creencia de que los fracasos anteriores (nadie ha vuelto con vida) se deben a que los elfos no invertían lo suficiente para asegurar la supervivencia. En esta ocasión, estarán ustedes perfectamente equipados, de modo tal que ninguna situación pueda sobrepasarlos. Hemos estudiado durante mucho tiempo a fin de anticiparnos a los peligros y creemos haber resuelto todo de antemano.
Pero, con todo, el riesgo es grande… si alguien teme por su vida aún está a tiempo de abandonar la misión… una vez que hayan subido al barco, este ya no dará marcha atrás hasta haber cumplido su objetivo.
La embarcación es una de las mejores que pueden encontrarse en nuestros días, capaz de enfrentarse a los estados más alterados del mar; y una vez llegados a tierra firme su misión será la de explorar a pie lo más que les sea posible y traer objetos y artefactos extraños o documentos importantes. Para ello contarán con una caravana de dos carros repletos de suministros entre los que se cuentan alimentos y agua para dos meses, ropajes varios y diferentes abrigos, mantas y frazadas, pociones y antídotos y varios accesorios más de exploración.
El tiempo estimado de permanencia en Tierras de la Catástrofe es de 15 días, tiempo durante el cuál el barco los esperará en el lugar donde desembarcaron. Lleguen a tiempo o de lo contrario se supondrá su muerte e iniciaciarán la vuelta a casa sin ustedes.
Como muestra final de la seguridad de la que les prometemos que gozan… Hemos decidido que yo personalmente, la más importante de las ayudantes de Nis´eledar, los acompañe en esta expedición.
Yo iré junto a ustedes en uno de los carros siguiéndolos a donde decidan ir; pues una vez en esas tierras todas las decisiones estarán a cargo de ustedes.
Cada carro tiene un conductor y está tirado por dos bueyes elficos, por lo que no tendremos reemplazo si perdemos cualquiera de los tres elementos. Sepan cuidarlos a conciencia.
Si tienen alguna duda, pueden consultarla en el camino.


Ante un gesto de invitación Khalador, los presentes que se hayan resuelto a formar parte de la misión se levantan y la acompañan a un lujoso carruaje que los llevará al cercano puerto personal de la familia Llamaestrellas.



OFF-ROL: Hasta la llegada a las Tierras de la Catástrofe pueden hacer posts más breves de lo normal (no se aprovechen). Entiendo que por ahora haya poco para decir.

Kratos, Masacre y Milka tienen una penalización por demora. Aún pueden participar en la aventura si contestan antes de que el barco haya zarpado.
Si completan la aventura obtendrán menos dinero y experiencia que el resto por esta penalización. La penalización será del 10% del total de exp y monedas a ganar.

_____________________________
I am White/Green
I am White/Green
Take The Magic Dual Colour Test - Beta today!




Última edición por Lord JA el Dom Jul 03, 2011 5:22 am, editado 2 veces
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lumael
Iniciado E
Iniciado E
avatar

Parametros :
Constitución: 26
Magia: 16

Daño físico: 4
Defensa: 1
Habilidad: 5
Presteza: 10
Daño mágico: 4
Tolerancia: 8
Concentración: 12


Dinero: 3 monedas

Mensajes : 10
Fecha de inscripción : 07/05/2011

Datos
Experiencia:
1/100  (1/100)
Nivel: 1

MensajeTema: Re: Sospechas intangibles   Dom Jul 03, 2011 5:17 am

Lumael se sintió seriamente decepcionado. Entendía que los elfos eran mucho más respetuosos, pero estos, además de haber pasado de sus palabras, se comportaban de una manera demasiado altiva.
A pesar de ello, toda la cuestión le resultó demasiado interesante aún a consideración de los riesgos, y aunque el dinero no lo motivara, la posibilidad de descubrimiento y aprendizaje favoreció ampliamente su iniciativa.
Sobre los presentes, no reconocía a ninguno aunque algo en su fuero interno le decía habérselos encontrado en el pasado.
Un niño, un taurino y una dama. Nadie muy prometedor a juzgar por el obstinado silencio en el que se sumían. Lumael, por su parte, poco dado a las charlas, esta vez decidió que sería indispensable el conocimiento mutuo. Si iban a estar 15 días en un territorio asesino y desconocido debían volverse tan cercanos como fuera posible. La urgencia lo apuraba.
Contempló algunas posibilidades de discurso en el tiempo que demoraron en llegar al carruaje y una vez dentro se resolvió a comenzar por el principio.

-Bien… al parecer estaremos solos mucho tiempo. Quizás sea apropiado conocernos mejor. Mi nombre es Lumael, pueden contar conmigo para lo que necesiten.

Lumael esperó unos segundos las respuestas de sus compañeros y su próxima decisión fue la de averiguar un poco más sobre el incierto enemigo contra el que se enfrentarían en poco tiempo.
Sobre las Tierras de la Catástrofe había oído muy poco, y a pesar de que no era el un humano, la elfa no se equivocaba en que tenía cierta incredulidad al respecto.

-Has dicho que nadie ha vuelto con vida… yo no sabía siquiera que los elfos estaban investigando la Catástrofe.
¿No tienes alguna idea sobre qué es lo que le da muerte a todo lo que allí pone sus pies?
Y por otro lado, ¿qué seguridad nos otorga que vengas con nosotros si efectivamente no tienen idea de qué fue lo que mató a sus camaradas? Intuyo que unos cuantos trapos y manzanas no harán la diferencia…


A pesar de su tono algo irónico, Lumael formulaba todo esto con total seriedad. No pretendía agraviar ni nada por el estilo, pero todo esto era aún demasiado confuso.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Kratos
Iniciado I
Iniciado I
avatar

Parametros : Constitución: 18
Magia: 24

Daño físico: 2
Defensa: 3
Habilidad: 1
Presteza: 2
Daño mágico: 18
Tolerancia: 12
Concentración: 8


Dinero: 18 Monedas

Mensajes : 140
Fecha de inscripción : 15/05/2011
Edad : 25
Localización : En el universo

Datos
Experiencia:
1/100  (1/100)
Nivel: 1

MensajeTema: Re: Sospechas intangibles   Miér Jul 13, 2011 10:24 am

La expedición en las ruinas de Alidaira había sido todo un éxito. El maestro parecía contento. Sin embargo, el estado físico del enfermo elfo era deplorable, dada su condición y el tiempo que llevaba sin descansar. Necesitaba reunir fuerzas antes de proseguir con su viaje. Mas cuando Necros iba a sentarse al pie de un árbol muerto, una ave mensajera de Evasil se posó en su hombro. Parecía que el aura del elfo atemorizaba al ave, pero estaba adiestrada para cumplir su trabajo, aunque ello supusiera poner su vida en la afilada guadaña de la muerte. "¿Evasil? ¿Qué diantres querrán de mí esos elfos podridos de dinero?" - se cuestionó el elfo, tomando la nota de la pata del ave. Mientras la leía, una de sus sonrisas macabras se dibujaba en su rostro. "Aunque puede tratarse de una trampa, todavía no me he ganado enemigos. Creo que me acercaré a la mansión de la elfa, a ver qué puede ofrecerme". El elfo cerro el puño con el que agarraba la nota, la arrugó y la lanzó al suelo, en forma de bola de papel. Seguidamente, puso la mano al lado del ave para que se posara en ella. Aunque desconfiada, algo le dijo que el elfo no le haría daño, por lo que pasó de su hombro a su mano y continuó erguida. Por suerte para el ave, y a pesar del cansancio, Necros se encontraba de buen humor, por lo que acarició levemente la cabeza del ave con la punta de los dedos y la echó al vuelo. Si bien no apreciaba la vida en absoluto, sí apreciaba el trabajo que hacían las aves, y “estaba en deuda” con aquella que le había proporcionado trabajo.
Al tener ya decidido su próximo destino y objetivo, se volteó hacia su maestro.

-Maestro, siento tener que informarle de que nuestros caminos se separarán por ahora. Me reclaman en Evasil. Si bien no hay nada más importante que el estudio de la necromancia, estoy seguro que esto me dará la experiencia para seguir avanzando en el camino de las artes oscuras. Contactaré con usted en el mismo momento en que termine el encargo que se me ha propuesto.

Aunque había algo falaz en sus palabras, el elfo dudaba con que su maestro pudiera percatarse de ello. Así pues, se despidió con un movimiento de cabeza y partió en rumbo a Evasil. El lugar estaba a unos días de distancia, así que, al caer la noche, el elfo decidió meditar antes de descansar para preparar tanto su cuerpo como su mente para el viaje y así llegar en plena forma su destino. Gracias a ello, logró pasar unas noches sin las pesadillas que siempre lo atormentaban.

Transcurrieron los días y, al fin, Necros localizó el denso bosque de Evasil. No le fue difícil dar con la mansión de la elfa, pues no escatimaba en gastos. ”Me repugnan todos estos elfos que viven apartados del mundo en sus palacios de oro, ignorando todo lo que vive y muere a su alrededor. Ellos serán los primeros en sufrir mi venganza. Sin embargo, todavía es pronto. Tendré que mostrarme cortés y educado ante esta gente. Al menos, mientras me sean útiles.” Para su sorpresa, en la entrada de la mansión había una lujosa caravana que constaba de dos carruajes, encabezados por un conductor y dos bueyes. Junto a la caravana, se hallaban cinco personas hablando. A juzgar por los ropajes, cuatro de ellos eran aventureros y la quinta formaba parte de los habitantes de la mansión, si no era la mismísima propietaria. Necros se acercó al grupo y se presentó.

-Buenas tardes. Mi nombre es Necros y he sido convocado por Lady Llamaestrellas para llevar a cabo un trabajo. Disculpen mi retraso. Creía que podría llegar a tiempo sin tener que recurrir a los métodos de transporte de Lady Llamaestrellas. Así pues, en cuanto se me informe de cuál será mi trabajo, estaré encantado de prestar mis conocimientos sobre magia oscura para ayudar en lo que sea necesario.

A Necros le repugnaba ser cortés y fingir interés por algo que no fuera en beneficio propio, mas el trabajo es el trabajo.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Nazgull
Picaro
Picaro
avatar

Parametros : Constitución: 36
Magia: 6

Daño físico:
12
Defensa: 5
Habilidad: 6
Presteza: 12
Daño mágico: 4
Tolerancia: 3
Concentración: 2


Dinero: 10 Monedas

Mensajes : 87
Fecha de inscripción : 24/04/2011
Edad : 25
Localización : España

Datos
Experiencia:
1/100  (1/100)
Nivel: 1

MensajeTema: Re: Sospechas intangibles   Jue Jul 14, 2011 4:47 pm

La información procedente de la elfa al mando era muy inestable y poco confiable, pese a ello, a kyrin le interesaba ir a las tierras de la catastrofe ya que todo aquel lugar de seguro tenia mucho que ver con su pasado... o en caso contrario, guardaria secretos mucho mayores, armas, manuscritos, armaduras, escrituras, magias que seran de un valor incalculable y objetos de antaño, el paraiso de todo ladron y luchador sediento de poder. Ademas, una de las elfas se ofrecio como una especie de " seguro " para nuestro viaje, algo retorcido, pero no por ello poco emocionante.

- Me da igual las condiciones en las cuales realizaremos el viaje, tampoco me interesa intimar con nadie ni mucho menos hacerme amigo de nadie - se levanta desde su esquina mientras observa a todos los presentes - Si de verdad os interesa mi incursion en este viaje, estare encantado de acompañaros y mucho mas encantado de recibir las recompensas pero no me gusta nada eso de tener limites de tiempo, no quiero quedarme atrapado allí mientras unos pocos elfitos salen corriendo con el rabo entre las patas porque no aparecimos a tiempo, en otras palabras, quiero algo mas de seguridad en ese aspecto ya que lo que arriesgamos es nuetras vidas - señala agresivamente - a ser posible claro - declara finalmente suavizando su voz.

El joven muchacho se mantiene sereno observando el júbilo de los presentes, se notaba en el aire auras de todo tipo al igual que distinto tipo de luchadores, todo aquello resultaba estimulante y muy excitante. Kyrin ya se frotaba las manos pensando en los secretos y objetos del lugar, veia su destino cada vez mas cerca y no mostraba ningun tipo de desden en demostrar su alegria, aunque interiormente lo unico que deseaba era sangre.... queria ver sangre, sentir sangre, notar como la vida abandona el cuerpo de sus victimas... oh dios, el mero hecho de pensar en ello producia excitación. Sus sentimientos denotaban preocupación por el cumulo de sensaciones, las cuales aveces podrian llegar a escapar de su control, mucho tiempo en su condición puede conducirle a la locura, debia acabar con su objetivo pronto, antes de que fuera demasiado tarde.

- Por cierto, para todos los demas, mi nombre es kyrin, aunque tambien respondo al nombre de Belial... llamenme como ustedes quieran, al fin y al cabo, eso no me importa para nada.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lord JA
Administrador
Administrador


Mensajes : 152
Fecha de inscripción : 09/03/2011

MensajeTema: Re: Sospechas intangibles   Vie Jul 22, 2011 6:24 pm

Necros aparece en el momento justo en el que la comitiva se preparaba para partir. La suerte le sonreía: pudo tomar el nuevo transporte junto a su equipo.
El carro traqueteaba un poco pero ante la suntuosidad del mismo tal cosa mantenía un atisbo de gracia. Los pocos presentes mantenían un gran silencio solo interrumpido por tres de ellos que parecían más animados a hablar.
Khalador se dispone a contestar como podía las cuestiones que presentan los participantes.

-Lumael… me temo que no puedo disipar tus dudas. Todo cuanto sabemos sobre la Catástrofe es lo que reflejan los pocos libros de dominio público que tocan la materia. No sabemos qué fue lo que destruyó el continente.
Y lamento realmente que arriesgar mi vida no les dé mayor seguridad… si no les parece que mi presencia sea una prueba de solidez, les pido que me contesten ahora mismo si vale la pena embarcarme con ustedes. Todo mi efecto era levantarles la moral; y si tal cosa no funciona creo que solo estorbaría en su empresa.
Sobre lo segundo si puedo argumentar. Estamos convencidos de que la vida fue erradicada del lejano continente. Tal cosa significa que no queda nada allí que pueda suponer una amenaza. Los elfos perdidos en las Tierras de la Catástrofe han fenecido por no haberlos aprovisionado suficiente. Me temo que sobre esto no puedo decirles más por el momento… comprenderán que los temas políticos son bastante frágiles… y, en parte, el dinero que les estamos ofreciendo también paga la secrecía.
Por cierto, Necros, casi me olvido presentarme. Mi nombre es Khalador y soy la asistenta de Nis`eledar Llamaestrellas. Me disculpo por ella de no poder dialogar contigo, pues has llegado apenas unos minutos luego de que ella en persona transmitiera la misión a los presentes y debiera excusarse por tener otros asuntos importantes que atender.
Haciendo un breve repaso, el trabajo que se les ofrece es navegar hasta las Tierras de la Catástrofe y juntar todo lo que crean que puede servir para el estudio de aquel fenómeno que aniquiló todo cuanto allí existía. Libros, documentos, reliquias; todo eso quedará a su criterio.
Contarán con una caravana de dos carros repletos de provisiones entre las que se han dispuesto todos los elementos que pudieran llegar a necesitar. Tendrán 15 días para adentrarse en el continente y traer todo lo que les sea posible. Cobrarán un plus que dependerá de la cantidad y calidad de la materia obtenida. Si no llegan al sitio de desembarco al cumplirse la quincena, la tripulación supondrá su deceso y regresará a casa sin ustedes.
Respecto a eso, estimado Kyrin… me temo que tendrá que disculparme.
Simplemente no tenemos suficientes provisiones para mantener viva a toda la tripulación más de 25 días… eso es para guardar un margen de error que…
Khalador parece pensar para sí misma y puede notarse como se debate por tomar una decisión difícil. Esta bien. Tendrán 20 días; pero ni un minuto más.

Cuando el carro se detiene y los pasajeros descienden se encuentran con un astillero en el que se encuentra en reposo una gran embarcación que parece poder enfrentarse a las furias más despiadadas del océano sin demasiados problemas. Pueden notarse grabados mágicos a los lados de la misma.

-Resuelvan ahora si desean llevarme con ustedes y aborden sin dilación. El tiempo lo es todo en este encargo

La elfa aguarda las respuestas de los presentes mientras los navegantes del barco se adentran en su transporte a través del muelle disponiéndose a ocupar sus posiciones.



OFF: A partir de ahora (porque veo que esto de los turnos solo sirve para demorar 20 días por ronda) roleen en cualquier orden.
Todavía no necesito posts demasiado largos puesto que aún no han llegado a destino y , en efecto, no ha pasado demasiado xD


Vesemir y Shan penalizados por demora. Milka y Masacre quedan definitivamente fuera de la aventura.

_____________________________
I am White/Green
I am White/Green
Take The Magic Dual Colour Test - Beta today!


Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Shan
Iniciado E
Iniciado E
avatar

Parametros : Constitución: 23
Magia: 22

Daño físico: 2
Defensa: 1
Habilidad: 3
Presteza: 6
Daño mágico:16
Tolerancia: 11
Concentración: 10


Dinero: 4 Monedas

Mensajes : 96
Fecha de inscripción : 11/05/2011
Edad : 24
Localización : España

MensajeTema: Re: Sospechas intangibles   Vie Ago 05, 2011 12:53 pm

Shan estaba fascinada. Pese a haberse perdido parte de la conversación, había escuchado todo lo que Khaladar había dicho y lo había almacenado en su memoria por si en un futuro le era de utilidad.

Necros, la nueva adquisición de aquella extravagante tropa, la turbaba del mismo modo que hacía crecer en ella una fuerte repulsión. Desde que había llegado, Shan no había podido apartar la vista de él salvo cuando sus miradas se toparon. Shan se extrañó. Nunca nadie había logrado turbarla. Era una sensación nueva para ella y no demasiado agradable porque hacía que se perdiera muchos de los detalles que estaban ocurriendo en aquel viaje que apenas acababa de comenzar.

Sin embargo, con un esfuerzo supremo, logró desviar su mirada de Necros y centrarse en la pregunta que Khaladar les había hecho. La tensión era tal que parecía poder cortarse. Nadie hablaba, pero Shan tenía muy clara su respuesta.

Así que tomó aire, que en sus labios se transformó sin quererlo en un suspiro y dijo:
-Claramente no. Prefiero que nadie más arriesgue su vida. Yo no tengo miedo a que me abandonen en un lugar inóspito, pues el mundo en el que vivimos ya lo es - dijo mirando a Kyrin con un tono burlón en los ojos.- Además, cuanta más gente, menos provisiones, más posibilidad de peleas y más responsabilidad para la persona que nos ha citado en esta misión. Creo que los que somos, seremos capaces de sobrevivir hasta en los límites del infierno.

Qué extraño resultaba que fuera ella, quizás la más débil de aquel alocado grupo quien dijera aquello...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Nazgull
Picaro
Picaro
avatar

Parametros : Constitución: 36
Magia: 6

Daño físico:
12
Defensa: 5
Habilidad: 6
Presteza: 12
Daño mágico: 4
Tolerancia: 3
Concentración: 2


Dinero: 10 Monedas

Mensajes : 87
Fecha de inscripción : 24/04/2011
Edad : 25
Localización : España

Datos
Experiencia:
1/100  (1/100)
Nivel: 1

MensajeTema: Re: Sospechas intangibles   Mar Dic 13, 2011 10:11 pm

Kyrin se mostró satisfecho por los resultados de sus palabras, habían conseguido un nuevo margen de tiempo de nada más y nada que menos 5 días extra. Pensando sobre el global de 20 dias que poseían trazar un plan entre los compañeros y compañeras no deblia de ser un arduo trabajo, pero pese a todo ello... la poca confianza, el poco conocimiento de los embarcados y el gran misterio que rodeaba a la expedición en si, hacian de esta travesia un viaje a la nada.

La organización es el mayor de los problemas, un grupo desorganizado es un grupo muerto.

- Presentando todos los respetos que puedo, me dirigire a usted con total sinceridad - mirada de impasibilidad a Khalador - Realmente, que su merced se juege o no su vida viniendo con nosotros, no aumenta la moral en si, lo que aumentaria en todo caso seria el " compromiso " de vuestra señora con nosotros, haciendonos ver que ella tambien " arriesga " algo, aunque claramente y bajo mi punto de vista no lo hace en absoluto. Espero que no me pida usted explicaciones sobre el porque de mi pensamiento ya que posiblemente con mis palabras salga usted dañada emocionalmente, de todas maneras, yo dejare que tu misma tomes la decision de embarcarte o no con nosotros ya que ninguno de nosotros tiene mas derecho de decision sobre su vida que la persona en si - toma un poco de aliento, aguante y prosigue - De todas maneras, se le agradece su esfuerzo por proporcionarnos una mayor fiabilidad con respecto al limite de tiempo... y con respecto a eso tengo algo mas que decir, creo que deberiamos de crearnos entre nosotros mismos un margen de 15 dias o 16, los dias originales, para realizar espediciones grupales, observaciones, recopilaciones etc y otro margen de 4 dias para asegurar nuestra sañida de alli, ademas tambien me gustaria que durante esos 4 dias se permitieran exploraciones individuales aparte, ya que como arriesgamos nuestras vidas, tambien me gustaria gozar de libertad para realizar acciones propias.

Tras decir todo lo propuesto para el grupo de viaje Kyrin se sienta esperando opiniones externas, respuestas y algun que otro desvario de algun compañero ya que quizas alguno no comparta su mismo interes de explorar individualmente, tenga algun otro tipo de problema con respeto a Khalador o quizas con el ejemplo de reparticion del tiempo que se a proporcionado.

- No me creo portavoz de nadie, ni tampoco un lider - finalizo - y tampoco me gustaría que hubiera lider de grupo, ni diversos grupos, nada mas quiero cooperación por un bien común y algo de cabeza con este tema. Si alguno tiene algun deseo personal sobre el viaje que lo comente, al igual que yo quiero explorar individualmente, otros quizas deseen otro tipo de cosas... - Añadió a su proposición.

- Igualmente tengo una ultima pregunta - dijo pensativo - en el caso de que hubieran bajas numericas dentro de nuestro grupo de viaje inicial ¿ la recompensa subiria ? - " ojala sea asi " se dijo a si mismo sacando a relucir algunas de sus intenciones.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lord JA
Administrador
Administrador


Mensajes : 152
Fecha de inscripción : 09/03/2011

MensajeTema: Re: Sospechas intangibles   Lun Dic 26, 2011 2:31 am

Khalador baja la cabeza con desánimo ante las duras palabras de Kyrin. Contrario a lo que le gustaría creer, piensa que el niño lleva mucha razón.

-Si ese es el caso, solo me resta despedirlos. Los dioses los acopañen.

Uno a uno los tripulantes abordan al navío. Todo estaba dispuesto y arreglado al punto que ni bien el carro hubo subido, todos los preparativos estaban completos.
No hubo tiempo a más presentaciones ni pensamientos difusos; la nave zarpó inmediatamente rumbo a un olvidado horizonte.
Solamente Khalador los despedía desde el puerto moviendo una mano con lentitud. En su mirada estaba la tristeza de quien ve a alguien marchar hacia su segura muerte.


Y al vaivén de las olas… se hizo la noche.
La mayoría de los tripulantes dormían plácidamente en sus puestos mientras nuestro dispar grupo se debatía en pensamientos oscuros. El vilo se había adueñado de todos ellos por igual en sus habitaciones individuales. La ciudad estaba ya lo demasiado lejos como para ser imposible divisarla desde cualquier punto de la nave, y a ella se ataban los recuerdos en este momento que, por algún motivo, nuestros héroes creyeron el último de sus vidas.
Y como la mala providencia recurre a quien la ansía, un grito desgarrado interrumpió el silencio impoluto de la mar. Alguien desde la cubierta pedía ayuda.
Todos lo oyeron por igual, y si acudieran al rescate se encontrarían con un tripulante indeseado en la embarcación: una criatura de más o menos dos metros de alto, de aspecto humanoide pero monstruoso, con la piel resbalosa de los anfibios y una larga cola tras las dos patas sobre las que se erguía un tanto encorvado. Manos y pies estaban palmeados, con lo que de seguro aquella cosa habría salido del mar. No poseía una musculatura notoria, pero al parecer poseía una notable fuerza, pues con una mano de dedos largos aferraba a un marinero ya muerto.
Acercó su cabeza, una superficie lisa sin ojos y boca que apenas se notaba como una línea que la cercaba de lado a lado. Abrió la misma separando su mandíbula como una serpiente y engulló la cabeza de su presa para luego arrojarla contra el mástil principal.
La criatura jadeaba y parecía muy furiosa.

-¡Por todos los mares! –gritó el capitán- ¡Tomad todo lo que pueda servir de arma y abatidlo! ¡Cojan remos, planchas de madera, jarras de metal, o lo que sea y carguen! Si dejamos que reparta su ira destruirá el navío.

Los hombres respondían como les era posible a tan mortal encomienda, y en su desorganización eran arrojados a un lado y a otro por los potentes manotazos de la bestia.


COMBATE: Lumael, Nazgull, Shan y Neth Yarin Vs. Criatura desconocida

Orden del combate:
-Kyrin
-Lumael
-Shan
-Neth Yarin
-Criatura desconocida
-MASTER



Spoiler:
 

_____________________________
I am White/Green
I am White/Green
Take The Magic Dual Colour Test - Beta today!


Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Nazgull
Picaro
Picaro
avatar

Parametros : Constitución: 36
Magia: 6

Daño físico:
12
Defensa: 5
Habilidad: 6
Presteza: 12
Daño mágico: 4
Tolerancia: 3
Concentración: 2


Dinero: 10 Monedas

Mensajes : 87
Fecha de inscripción : 24/04/2011
Edad : 25
Localización : España

Datos
Experiencia:
1/100  (1/100)
Nivel: 1

MensajeTema: Re: Sospechas intangibles   Lun Dic 26, 2011 3:27 pm

Como Kyrin ya habia supuesto Khalador se vió afectada de sus duras palabras y decidió quedarse en tierra, además el resto de las propuestas de kyrin se vieron cortadas por una fugaz partida.

- Uh... - Carraspeo ante la precoz partida, su mente estalló en colera y sus firmes manos agarraron la empuñadura de su arma durante un largo periodo de tiempo. Cabeza agachada fué directamente a su camerino, donde se limitó a sentarse, aun con la cabeza baja, mordiendose los labios y murmurando sin parar.

Se hizo rápidamente la noche, el movimiento del barco no afectaba para nada a Kyrin el cual aun seguia sentado en la misma posicion sin moverse un ápice, solamente el grito ahogado de un tripulante pidiendo auxilio consiguió que este se moviera un par de centimetros. Como si de una sombra se tratase subio a cubierta aun oculto tras la puerta que lleva al interior del barco, vislumbrando el show que la criatura recien llegada estaba realizando, en aquel momento la criatura aun estaba con un marino muerto en sus manos palmeadas, alardeando de esa forma de su fuerza, posteriormente y desencajando su mandibula cual serpiente arranca la cabeza del pobre marino y la estrella contra el mastil.

Todos los marinos y bajo ordenes directas de su capitan se avalanzaron sobre la criatura con cualquier arma al alcance de su mano mas sus esfuerzos eran inutiles ya que la criatura los arrojaba uno tras otro con potentes manotazos, pese a ello, la carga de los marinos no cesaba.

Carencia de ojos, piel aparentemente anfibia y resbalosa, dos metros de altura y de agilidad dudable almenos en tierra firme pero pese a todo ello con un agudo sentido de la orientacion, ya que los golpes a los marinos no eran aleatorios sino que daban en el blanco antes de que estos pudieran acercarse lo suficiente a la criatura, fijandose en la situación y observando las continuas cargas de los marinos Kyrin dió por sentado que debía de tratarse del sonido, aquella criatura se guiaba por el sonido.

Espero paciente mientras desenbainaba siguilosamente su espada, gracias a los entusiasmados marinos que aun intentaban atacar a la criatura a Kyrin se le ocurrion un plan, cuando uno de los marinos se dirigia directamente a la criatura Kyrin paso a la accion y salio corriendo detras de este a una distancia preventiva, con mucho cuidado intentando coordinar cada zancada y cada paso del movimiento de aquel marine. Kyrin posicionaba su espada en la mano derecha dejanadola atras y adelantaba su mano izquierda, en el momento justo en el cual el marino entraba dentro del alcance de la criatura Kyrin esprinta hacia delante coordinando ultimas zancadas pero a la mayor velocidad que el joven muchacho pudiera alcanzar, empujando el cuerpo del marino adelante con su mano izquierda para aprovecharse mientras kyrin gira su cintura bruscamente 90º ganando asi la velocidad del movimiento mas la velocidad y fuerza de su giro, ensartando de esta manera al marine y a la criatura al mismo tiempo, en caso de notar que la espada penetra en ambos cuerpos Kyrin giraria su empuñadura agravando la herida y desensartando su espada bruscamente hacia su derecha intentando realizar un giro rapido de 360º en diagonal buscando el cuello y hombro de la criatura.

Tras esas acciones e intenandolo de cualquier forma Kyrin realizaria un salto desesperado hacia atras, para evitar cualquier consecuencia aunque eso incluya el hecho de dejar su espada clavada en el monstruo tras su segundo corte.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lumael
Iniciado E
Iniciado E
avatar

Parametros :
Constitución: 26
Magia: 16

Daño físico: 4
Defensa: 1
Habilidad: 5
Presteza: 10
Daño mágico: 4
Tolerancia: 8
Concentración: 12


Dinero: 3 monedas

Mensajes : 10
Fecha de inscripción : 07/05/2011

Datos
Experiencia:
1/100  (1/100)
Nivel: 1

MensajeTema: Re: Sospechas intangibles   Mar Dic 27, 2011 3:37 am

Spoiler:
 

Lumael pensaba que hubiese sido muy conveniente llevar a bordo a la elfa Khalador… de algún modo creía que tal presencia aumentaría el interés de su señora por garantizar la vuelta a salvo, aunque a él no se le ocurriera como podría realizar tal cosa.
La salida fue tan precipitada que no pudo hacer nada al respecto; y para cuando quiso darse cuenta el mar ya los había devorado.

El ángel se dedicaba a afilar puntas de flechas en su habitación, incapaz de conciliar el sueño, cuando un lastimero grito captó su atención. Alguien parecía a punto de morir.
El pobre desgraciado no se tomaría demasiado tiempo en hacerlo, pues en cuanto Lumael estuvo en la cubierta descubrió la fuente del lamento en un marinero apresado por una gran bestia que nunca antes había visto. Le arrancó la cabeza como si fuera de papel y lo arrojó con desprecio.
La gente gritaba y cargaba sin ningún efecto contra el extraño monstruo, pues en una demostración de increíble fuerza le bastaban simples manotazos para apartar a sus enemigos de su trayecto. Al menos así era con la mayoría.
Entre los que peleaban, pudo divisar a Kyrin ocultarse tras un marinero en su carrera a la criatura para propinarle luego un poderoso ataque de su espada. Al parecer, el niño era más fuerte de lo que parecía.
Lumael decidió que debía participar.

-!Kyrin, que tus armas desengarcen la carne de los huesos del monstruo!

Retiró su arco de la espalda y con la otra mano acumuló energías mágicas que se acumularon como luces entre sus dedos. Lanzó el destello a las armas de Kyrin para mejorar su potencia de ataque, y luego repitió el proceso para sus propias flechas.

Spoiler:
 

-Y ahora, prueba también algo de metal sagrado…

Lumael cambió la mirada hacia la bestia marina y apuntó con su arco, cargándolo con una flecha que apunte a su corazón. Tensó la cuerda y, conteniendo un segundo la respiración, disparó.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Shan
Iniciado E
Iniciado E
avatar

Parametros : Constitución: 23
Magia: 22

Daño físico: 2
Defensa: 1
Habilidad: 3
Presteza: 6
Daño mágico:16
Tolerancia: 11
Concentración: 10


Dinero: 4 Monedas

Mensajes : 96
Fecha de inscripción : 11/05/2011
Edad : 24
Localización : España

MensajeTema: Re: Sospechas intangibles   Sáb Dic 31, 2011 11:14 am

[Off rol] No he entendido muy bien los spoilers de Lumael, pero es porque no estoy acostumbrada a los parámetros, así que imagino que mi post de ahora tendrá fallos. Porfis, corregidmelos Smile

Después de la marcha de Khalador, Shan fue la única que se quedó a despedirle hasta que su figura se desdibujó en la lejanía. Todos se dirigieron a sus camarotes. El de Shan no era gran cosa, pero a ella le pareció un auténtico palacio. La estancia estaba vestida de papel con un estampado horrible y medio roído por la humedad. El moho empezaba a asomar por las esquinas más oscuras del suelo. Como únicos muebles había una cama grande, que ocupaba gran parte de la habitación, un escritorio con un pequeño candil, una pluma y algo de tinta y una mesilla de un solo cajón.
Shan tiró con desgana su hatillo sobre el escritorio. Con un ágil movimiento de hombros se deshizo de su capa. Deslizó su vestido lentamente por las curvas de su cuerpo hasta que llegó al suelo, quedándose con una ligera blusa interior que cubría la mitad de sus muslos. Se dejó caer sobre la cama. Se sorprendió de lo confortable que era y del suave tacto que tenían las sábanas contra su piel. Con esa combinación, poco tardó en sumirse en un profundo sueño.

Se despertó empapada en sudor cuando un grito atronador rompió la calma que el suave bamboleo del navío había creado. Shan cogió su capa y corrió a la cubierta, de donde procedió el grito y ahora un alboroto considerable.

Llegó justo en el momento en el que la bestia escupía la cabeza de aquel desgraciado marinero a escasos metros de donde ella se encontraba.
Shan quedó petrificada ante aquella asquerosa imagen. Le costó reaccionar, hasta que observó cómo Kyrin clavaba su espada en la bestia...y en otro marinero. Chasqueó la lengua. Aquella gente no tenía respeto a la vida humana.

Los pies de Shan apenas rozaron el suelo y ninguno de los marineros captaron la presencia que pasó como un rayo entre ellos hasta situarse en el centro de la cubierta, justo a espaldas de la bestia. Shan echó mano a su muslo y se maldijo a sí misma. Allí siempre guardaba una daga, que por comodidad se había quitado antes de dormir, al igual que su cinturón con el resto de sus artilugios.
Echó un vistazo alrededor y cogió un palo de punta afilada que probablemente algún marinero había soltado allí antes de morir atacando a la bestia. Con aquella madera entre sus manos, invocó a los Dioses para que acudieran a su ayuda. Se encaramó a una pila de barriles y saltó, clavando con toda la fuerza que le fue posible el palo en lo que debía ser la nuca de la bestia mientras cogía impulso del golpe como si de una pértiga se tratara para pasar por encima de la bestia y caer de forma pesada y ni mucho menos de pie al lado de Lumael en el instante después de que éste hubiera lanzado sus flechas.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Sospechas intangibles   

Volver arriba Ir abajo
 
Sospechas intangibles
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» UN INVITADO EN ¡¡ SÁLVAME !! DESMONTA A RIERA --->¡¡ ÚLTIMA HORA EN EL PP !! SOSPECHAS Y TENSIÓN DENTRO DE SU SEDE ... HECTOR EN UNOS MINUTOS EN ... ¡¡ SÁLVAME !!
» Sospechas [Kuroda Kazuki]

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
WanderLand :: Melvira :: Evasil-
Cambiar a: